El 7 de septiembre

Que aunque empeñados en soplar/ hay llamas que ni con el mar


Parece mentira que,
después de tanto tiempo,
rotos nuestros lazos
sigamos manteniendo la ilusión
en nuestro aniversario.

La misma mesita 
que nos ha visto amarrar
las manos por debajo,
cuida que el rincón de siempre
permanezca reservado.

Y aunque la historia se acabó
hay algo vivo en ese amor,
que aunque empeñados en soplar
hay llamas que ni con el mar.

Las flores de mayo
poco a poco cederán a las patas de gallo
y nos buscaremos con los ojos
por si queda algo.

El siete de septiembre
es nuestro aniversario,
y no sabremos si besarnos
en la cara o en los labios.

Y aunque la historia se acabó
hay algo vivo en ese amor,
que aunque empeñados en soplar
hay llamas que ni con el mar.

El siete de septiembre
es nuestro aniversario.
 

Nou comentari