María Zambrano

En llegim el poema «Delirio del incrédulo» acompanyat d'una caricatura de Matías

Delirio del incrédulo

   Bajo la flor, la rama;
sobre la flor, la estrella;
bajo la estrella, el viento.
¿Y más allá?
Más allá, ¿no recuerdas?, sólo la nada.
La nada, óyelo bien, mi alma:
duérmete, aduérmete en la nada.
[Si pudiera, pero hundirme…]
   Ceniza de aquel fuego, oquedad,
agua espesa y amarga:
el llanto hecho sudor;
la sangre que, en su huida, se lleva la palabra.
Y la carga vacía de un corazón sin marcha.
¿De verdad es que no hay nada? Hay la nada.
Y que no lo recuerdes. [Era tu gloria.]
Bajo la flor, la rama…
   Más allá del recuerdo, en el olvido, escucha
 en el soplo de tu aliento.
Mira en tu pupila misma dentro,
en ese fuego que te abrasa, luz y agua.
   Mas no puedo.
Ojos y oídos son ventanas.
Perdido entre mí mismo, no puedo buscar nada;
no llego hasta la nada.





Del llibre El agua ensimismada, Servicio de Publicaciones y Divulgación Científica de la Universidad de Málaga; 2001.

Nou comentari

Un relat en un tuit
Parlem Telecom celebra Sant Jordi amb dos concursos que promouen l’ús del català entre els joves
Més entrades...