Educación

¿Perderán el curso?

Hablarán de estos días o meses hasta que sean abuelos y abuelas

| 26/03/2020 a les 09:55h
Especial: Educació
Arxivat a: Sala d'estar, educació

Foto: Kelly Sikkema


Día a día vivimos el confinamiento. Y es viviéndolo que vamos conociendo qué pasa y qué nos pasa.

Y nos desanimamos. Y nos animamos. Y hablamos. Y callamos. Y hacemos... Y tenemos que pensar que aprendemos. Vivimos en la sociedad del hacer y ahora, excepto aquellos que tienen en sus manos los servicios esenciales, para actuar tenemos que parar. Una paradoja que nos cuesta mucho aceptar y que puede ser el gran aprendizaje que tendremos que sacar de esta situación. Va a costarnos más o menos, pero más doloroso sería pasar por todo esto sin avanzar socialmente.

Y ¿qué se dice de la escuela? Como si no hubiera suficiente con el sufrimiento que causan la enfermedad, el confinamiento, el trabajo, el bache económico individual y colectivo, y tantas cosas más que se nos han caído encima. Pues hay quien se preocupa por la educación de los más pequeños desde el paradigma de la vida que teníamos.

Niños y niñas necesitan, a poder ser, aire fresco para crecer. Tierra, agua, aire, amigos, maestros, retos, búsquedas, juegos, conversaciones y libros. Y las personas adultas, cuando es posible, necesitamos lo mismo. Pero la realidad se impone y hoy la vida ha cambado y nos ha cambiado.

Y ahora, ¿cuál es su escuela? Una muy parecida a la de los adultos. La de aprender a afrontar lo inesperado, lo que querrías hacer y no puedes, las posibilidades que no sabías que en casa tenías a mano, las relaciones intensas con aquellos a quien quieres, la creatividad del aburrimiento, la resiliencia, la perseverancia y la calma, el agradecimiento... Y por encima de todo la esperanza. Saber que no estás sola y que mantienes un vínculo que no se rompe con aquellos a quien hoy no puedes abrazar y aprender que a veces vivir quiere decir parar para colaborar en un reto que comparten millones de personas que, como tú, no saben muy bien qué hacer.

¿Perderán el curso? Esta es la pregunta que me ha llevado a sentarme frente a la hoja en blanco. ¿Qué curso? Hablarán de estos días o meses hasta que sean abuelos y abuelas. Y lo que hayan aprendido les fortalecerá para siempre. Somos una escuela de vida, y la vida ha cambiado.

Dejemos ya de pensar en notas y aprendizajes que hoy no resuelven sus preguntas más esenciales. E intentemos descartar la prisa como baremo del crecer. El tiempo nunca se pierde. ¿Por qué no aprovechamos, también familias y maestros, y la sociedad entera, para aprender algo nuevo? Porque, tal vez, si tuviéramos que poner notas, el cero más redondo sería para los adultos que hemos consentido, unos con más responsabilidad que otros, que el mundo se revuelva de esta manera contra una humanidad tan deshumanizada.



* Dolors Feixas es maestra de educación infantil de la Escola Cooperativa El Puig.

COMENTARIS

OPERA
Bielsa, 28/03/2020 a les 10:02
+5
-2
Es el momento de encontrar en el arte operístico ,el aire fresco q se nos cierra
La vida misma
Anònim, 11/04/2020 a les 09:14
+0
-0
Esperemos que esto sea una gran enseñanza de vida!! Y no olvidarla jamas!!!

FES EL TEU COMENTARI

D'aquesta manera, verifiquem que el teu comentari
no l'envia un robot publicitari.
Imatge il·lustrativa
Edicions Poncianes engega un concurs a través de les xarxes socials
Imatge il·lustrativa
La Fundació Carulla impulsa un cicle de tallers en línia
Imatge il·lustrativa
Edicions Poncianes llança un butlletí digital en què poetes actuals parlen d'autors universals
Imatge il·lustrativa
El Museu de la Vida Rural i La Conca 5.1 impulsen un cicle de debats
Imatge il·lustrativa
Si la sabata no et va bé a la sabateria, no t'anirà bé mai
Imatge il·lustrativa
Al final no ets res més ni menys que que tot el que has pensat, estimat i realitzat
Imatge il·lustrativa
Uns vídeos de Veri ens conviden a entrar en aquest paisatge
Imatge il·lustrativa
Un curtmetratge mostra l'alarmant situació que viuen els petits comerços