Ni yo bordo pañuelos
ni tú rompes contratos,
ni yo mato por celos
ni tú mueres por mí.

Y antes de que me quieras
como se quiere a un gato,
me largo con cualquiera
que se parezca a ti.

De par en par te abro
las puertas que me cierras,
me cuentan que el olvido
no te sienta tan mal.

La paz que has elegido
es peor que mi guerra,
lo que pudo haber sido,
lo que nunca será.

Yo en cambio nunca supe
ir a favor del viento,
que muerde las esquinas
de esta ciudad impía.

Pobre aprendiz de brujo
que escupe al firmamento,
desde un hotel de lujo
con dos camas vacías.

¿Quién hará tu trabajo
debajo de mi falda?
¿La boca que era mía
de que boca será?

El roto de tu ombligo
ya no me da la espalda,
cuando pierdo contigo
las ganas de ganar.

Como pago al contado,
nunca me falta un beso,
siempre que me confieso
me doy la absolución.

Ya no cierro los bares,
ni hago tantos excesos,
cada vez son más tristes
las canciones de amor.

Yo en cambio nunca supe
ir a favor del viento,
que muerde las esquinas
de esta ciudad impía.

Pobre aprendiz de brujo
que escupe al firmamento,
desde un hotel de lujo
con dos camas vacías.

Aunque nunca me callo,
guardo un par de secretos,
lo digo de hombre a hombre,
de mujer a mujer.

Ni me caso con nadie,
ni me pongo amuletos,
por no tener no tengo
ni edad de merecer.

¿Quién hará tu trabajo
debajo de mi falda?
¿La boca que era mía
de qué boca será?

El roto de tu ombligo
ya no me da la espalda,
cuando pierdo contigo
las ganas de ganar.

Maldita sea la tinta
que empapa mis papeles,
maldita la tercera
persona del plural.

Las uñas que se clavan
ahí, donde más duele,
si se me corre el rímel
cuando me haces llorar.

Y como pago al contado,
nunca me falta un beso,
siempre que me confieso
me doy la absolución.

Ya no cierro los bares,
ni hago tantos excesos,
cada vez son más tristes
las canciones de amor.

Nou comentari

El piano

Comparteix

Bob Dylan, només ho sap el vent

Per quants camins l'home haurà de passar/ abans que arribi a ser algú?
Foto: Fundació Catalunya - La Pedrera
Comparteix

Els nous talents del jazz, a La Pedrera

El terrat de la Casa Milà acull un cicle de concerts a la fresca per als vespres de juny i juliol
Comparteix

Le temps de vivre

tout est possible, tout est permis
Comparteix

Hi ha una llum que mai no s’apaga

Morir al teu costat/ és una manera tan divina de morir

Passadís

Comparteix

Les mans del metro de Nova York

14 fotografies que retraten gestos, guants i dits durant un trajecte subterrani
Comparteix

El naïf del Duaner Rousseau

14 quadres mostren l'evolució del pintor francès
Equipo Crónica. Sense títol, 1972. Aquarel·la i guaix sobre teixit, 54 x 39 cm.
Comparteix

Tots van ser Picasso

Els Espais Volart exposen la col·lecció de 400 tapets decorats per artistes i escriptors en solidaritat amb el pintor
Comparteix

La Venus de Botticelli

14 obres d'un dels artistes més reconeguts del primer Renaixement

Comparteix