La flaca

Por un beso de ella,/ aunque solo uno fuera


En la vida conocí mujer 
igual a la flaca, 
coral negro de La Habana, 
tremendísima mulata. 

Cien libras de piel y hueso, 
40 kilos de salsa, 
y en la cara dos soles 
que sin palabras hablan. 
Que sin palabras hablan. 

La flaca duerme de día 
dice que así el hambre engaña, 
cuando cae la noche 
baja a bailar a la Tasca. 

Y bailar y bailar y tomar y tomar 
una cerveza tras otra, 
pero ella nunca engorda, 
pero ella nunca engorda. 

Por un beso de la flaca 
daría lo que fuera, 
por un beso de ella, 
aunque solo uno fuera. 

Por un beso de la flaca 
daría lo que fuera, 
por un beso de ella, 
aunque solo uno fuera. 
Aunque solo uno fuera. 

Mojé mis sábanas blancas 
como dice la canción, 
recordando las caricias 
que me brindó el primer día. 

Y enloquezco de ganas de 
dormir a su ladito. 
¡Porque Dios que esta flaca a 
mí me tiene loquito! 
A mí me tiene loquito. 

Por un beso de la flaca 
yo daría lo que fuera, 
por un beso de ella, 
aunque solo uno fuera. 

Por un beso de la flaca 
yo daría lo que fuera, 
por un beso de ella ,
aunque solo uno fuera. 

Aunque solo uno fuera. 

Nou comentari