A mi amigo Blanco Herrera
le pagaron su salario
y sin pensarlo dos veces
se fue para malgastarlo.

Una semana de juerga
y perdió el conocimiento.
Como no volvió a su casa,
todos le dieron por muerto.

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no,
estaba tomando cañas. Leré lerele.

Y no estaba muerto, no, no,
Y no estaba muerto, no, no,
Y no estaba muerto, no, no,
Cuchévere, cuchévere.

Pero al cabo de unos días
de haber desaparecido
encontraron a uno muerto,
muertecito, muy, muy parecido.

Le hicieron un gran velorio,
le rezaron la novena,
le perdonaron sus deudas,
y lo enterraron con pena.

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no,
estaba tomando cañas. Leré lerele.

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Cuchévere, cuchévere.

Pero un día se apareció
lleno de vida y contento
diciéndole a todo el mundo:
“se equivocaron de muerto”.

Que lío que se formó,
eso sí que es puro cuento.
Su mujer ya no lo quiere, ¡no!,
no quiere dormir con muertos.

No estaba muerto,
estaba de parranda.
No estaba muerto,
estaba de parranda.

A mi amigo Blanco Herrera
le pagaron su salario.

No estaba muerto,
estaba de parranda,
su mujer ya no lo quiere,
no quiere dormir con muertos

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no,
estaba tomando cañas. Leré lerele.

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

No estaba muerto,
estaba de parranda.

Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Y no estaba muerto, no, no.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.
Cuchévere, cuchévere. Chévere.

Nou comentari

El piano

Comparteix

La nova cançó de Joan Dausà

Sortegem 3 entrades dobles per la festa de presentació a l'Antiga Fàbrica Estrella Damm
Comparteix

The Look of Love

Nina Simone, Dionne Warwick i Diana Krall canten la cançó popularitzada per Dusty Springfield
Comparteix

Jove per sempre

Que sempre facis coses per als altres i deixis que ells les facin per a tu
Comparteix

Bob Dylan, només ho sap el vent

Per quants camins l'home haurà de passar/ abans que arribi a ser algú?

Passadís

Comparteix

Les mans del metro de Nova York

14 fotografies que retraten gestos, guants i dits durant un trajecte subterrani
Comparteix

Paraules (úniques) d’amor

14 dibuixos descriuen mots singulars d'arreu del món relacionats amb l'art d'estimar
Comparteix

El naïf del Duaner Rousseau

14 quadres mostren l'evolució del pintor francès
Equipo Crónica. Sense títol, 1972. Aquarel·la i guaix sobre teixit, 54 x 39 cm.
Comparteix

Tots van ser Picasso

Els Espais Volart exposen la col·lecció de 400 tapets decorats per artistes i escriptors en solidaritat amb el pintor

Comparteix