Qué bonito

Que tu alma conmigo siempre está/ y que nunca de mí se apartará


Qué bonito cuando te veo, ¡ay!
qué bonito cuando te siento,
qué bonito pensar que estás aquí,
junto a mí.

Qué bonito cuando me hablas, ¡ay!
qué bonito cuando te callas,
qué bonito sentir que estás aquí,
junto a mí.
¡Ay!

Qué bonito sería poder volar
y a tu lado ponerme yo a cantar
como siempre lo hacíamos los dos.

Que mi cuerpo no para de notar
que tu alma conmigo siempre está
y que nunca de mí se apartará.
¡Ay!

Qué bonito tu pelo negro, ¡ay!,
qué bonito tu cuerpo entero,
qué bonito mi amor todo tu ser.
Sí, tu ser.

Qué bonito sería poder volar
y a tu lado ponerme yo a cantar
como siempre lo hacíamos los dos.
 
Que mi cuerpo no para de notar
que tu alma conmigo siempre está
y que nunca de mí se apartará.
¡Ay!

Qué bonito cuando acaricio, ¡ay!
tu guitarra entre mis manos.
Qué bonito poder sentirte así,
siempre así.
¡Ay!

Qué bonito mi amor todo tu ser.

Sí, tu ser. 
 

Foto: www.rosariofloresoficial.com

Comentaris

    Anònim Abril 7, 2018 1:22 pm
    L'amor es fa tan patent!.

Nou comentari

La passió de Jacqueline du Pré
La violoncel·lista interpreta una peça d'Edward Elgar dirigida per Daniel Barenboim
Més entrades...