La gente me señala,
me apunta con el dedo,
susurra a mis espaldas
y a mí me importa un bledo.
Qué más me da
si soy distinta a ellos.
No soy de nadie,
no tengo dueño.

Yo sé que me critican,
me consta que me odian,
la envidia les corroe,
mi vida les agobia.
¿Por qué será?
Yo no tengo la culpa
mi circunstancia les insulta.

Mi destino es el que yo decido,
el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

Quizá la culpa es mía
por no seguir la norma,
ya es demasiado tarde
para cambiar ahora.

Me mantendré
firme en mis convicciones,
reforzaré mis posiciones.

Mi destino es el que yo decido,
el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?
¿A quién le importa lo que yo diga?
Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré.

Nou comentari

Comparteix