Sin pena ni gloria

Si me matas me hago el muerto/ yo que mato por vivir

Arxivat a: Cançó, El piano


Cuando los dioses paganos
me otorguen su bendición
terminaré la canción
que te prometí un verano,
con una condición:
que me quieras libre y partisano.
 
Cuando el presente agoniza
con infame pedigrí
y al pasado el porvenir
lo mira con ojeriza
y mis ganas de ti
presas en un círculo de tiza.
 
Si me matas me hago el muerto
yo que mato por vivir.
Cuando no sé qué decir
doy gritos en el desierto.
 
Mientras estés de mi parte,
mientras no te quieras ir,
mientras tratar de olvidarte
me recuerde tanto a ti,
bajo un cielo cañí
y en un tren que va a ninguna parte.
 
El corazón mientras late
sueña con amanecer,
abrazado a una mujer
que lo bese y lo rescate
y aunque pierda la fe
nunca da por perdido el combate.
 
Si me matas me hago el muerto
yo que mato por vivir.
Cuando no sé qué decir
doy gritos en el desierto.
 
Mientras subo del abismo,
mientras el miedo se enfría,
mientras sólo soy yo mismo
de cara a la galería.
 
León atado a una noria,
valiente a toro pasado,
fugitivo enamorado,
feliz sin pena ni gloria.
 
Mientras subo del abismo,
mientras el miedo se enfría,
mientras sólo soy yo mismo
con ficha en la policía.
 
León atado a una noria,
valiente a toro pasado,
fugitivo enamorado,
feliz sin pena ni gloria.
 
Feliz sin pena ni gloria.
 



Lletra: Joaquín Sabina, Leiva Benjamín Prado
Música: Leiva y Carlos Raya
Disc: Lo niego todo

Comentaris

    Anònim Març 12, 2017 12:00 am
    Molt bona

Nou comentari