Regálame tu risa,
enseñame a sonar
con solo una caricia
me pierdo en este mar.

Regálame tu estrella,
la que ilumina esta noche,
llena de paz y de armonía,
y te entregaré mi vida.

Haces que mi cielo
vuelva a tener ese azul,
pintas de colores
mis mañanas solo tú.

Navego entre las olas de tu voz
y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz,
tú, y tú, y tú.

Enseña tus heridas y así las curarás,
que sepa el mundo entero
que tu voz guarda un secreto.

No menciones tu nombre que en el firmamento
se mueren de celos.
Tus ojos son destellos
tu garganta es un misterio.

Haces que mi cielo
vuelva a tener ese azul,
pintas de colores
mis mañanas solo tú.

Navego entre las olas de tu voz
y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz,
tú, y tú, y tú.

Y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz,
tú, y tú, y tú.

No menciones tu nombre que en el firmamento
se mueren de celos
tus ojos son destellos
tu garganta es un misterio.

Haces que mi cielo
vuelva a tener ese azul,
pintas de colores
mis mañanas solo tú.

Navego entre las olas de tu voz
y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz
y tú, y tú, y tú.

Y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz
y tú, y tú, y tú.

Comentaris

  1. Icona del comentari de: Anònim a abril 27, 2017 | 09:55
    Anònim abril 27, 2017 | 09:55
    Es un poeta20172

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa