Sílvia Bel recita a Carlos Edmundo de Ory.



Dame algo más que silencio o dulzura.
Algo que tengas y no sepas.
No quiero regalos exquisitos.
Dame una piedra.

No te quedes quieto mirándome
como si quisieras decirme
que hay demasiadas cosas mudas
debajo de lo que se dice.

Dame algo lento y delgado
como un cuchillo por la espalda.
Y si no tienes nada que darme
¡dame todo lo que te falta!

Foto: Jamelah E.

Nou comentari

Comparteix